Cómo espía Windows 10 · Impide que Microsoft te conozca

2 octubre, 2015 Ramón Roldán Vergara

Cómo espía Windows 10 · Impide que Microsoft te conozca

Privacidad

El nuevo sistema operativo de Microsoft colecciona todo tipo de datos personales acerca del usuario, incluyendo lo escrito y dicho. Wayne Williams revela exactamente qué información Windows 10 está reuniendo y como evitar el llamado snooping[1].

Seguramente si preguntamos a cualquier persona cuál es la mayor preocupación acerca de Windows 10 -haya actualizado o no su ordenador a este sistema operativo- muy posiblemente su hablaríamos de la privacidad.

El mayor aspecto negativo de este nuevo sistema operativo radica en el incremento de métodos cada vez más intrusivo para la recolección, almacenamiento y envío de información sobre el usuario; recientes historias sugieren que la compañía tiene herramienta de seguimiento que va mucho más allá de lo que a priori o a primera vista puede parecer. Ciertamente, el blog The Technica ha descubierto recientemente que Windows 10 continúa informando a Microsoft aun cuando configuramos nuestro sistema operativo para que no lo haga.

En este artículo vamos a resaltar la escandalosa privacidad de Windows 10 y explicaremos cómo podemos evitar que Microsoft nos espíe. Mediante el siguiente contenido vamos a sugerirle 12 cosas que deben y no debe de hacer para reducir drásticamente la cantidad de información que Microsoft recopila sobre el usuario, desde el uso de herramientas libre para configurar la privacidad de una forma más precisa a deshabilitar las características que permiten ver y escuchar. Tristemente, no solo Windows 10 realiza esta tarea indeseable, sino que este problema también está presente en las recientes actualizaciones de Microsoft para Windows 7 y 8+; luego también explicaremos como solucionar este problema en estos sistemas operativos.

Existen 12 cosas que debemos y no debemos de hacer para tener una mayor privacidad en Windows 10

1. No utilices la configuración Express cuando instales Windows 10

Durante la lenta y -en algunos casos- problemática actualización a Windows 10 puede ser tentador elegir la configuración exprés mediante la cual el procedimiento es mucho más rápido. Sin embargo, esto supone aceptar una configuración por defecto, en otras palabras, estás permitiendo a Windows 10 enviar conversaciones, tipografías, contactos, calendarios y datos de localización, al igual que información publicitaria identificativa, directamente a Microsoft. Más bien escondida se encuentra el panel de configuración, la pantalla pasa desapercibida y mediante un solo clic estamos esencialmente dando nuestra información personal a lo largo de todo el tiempo que vayamos a utilizar este sistema operativo, pero lo curioso es que sugiere dar esta información para ayudar a “personalizar nuestra experiencia”.

Para proteger la privacidad, asegúrese de seleccionar la opción personalizada de instalación y luego elegir las funciones que desea permitir. No se preocupe si eligió la configuración exprés, pues es posible ir a la configuración general de privacidad y deshabilitar las características no deseadas.

2. Utilice programas gratuitos para reforzar su privacidad

Hay un montón de opciones de privacidad dispersas por Windows 10, casi como si Microsoft deliberadamente quisiera confundir a los usuarios y evitar que estos tomen el control total de todos sus datos. Aunque los ajustes más importantes se encuentran en la ubicación lógica -en el apartado de privacidad- de configuración, hay muchos otros que se encuentran localizados en otros lugares.

No es fácil encontrarlo todo, especialmente si no estamos seguros de que es lo que realmente estamos buscando. Afortunadamente, desarrolladores desvinculados de Microsoft han creado sus propias herramientas libres para regular la privacidad en Windows 10, poniendo toda la configuración en una única página o en dos. Esto permite realizar cualquier cambio que consideremos necesario con el mínimo esfuerzo, es decir, sin necesidad de conocer toda la información necesaria para configurar nuestra privacidad y por supuesto de una forma mucho menos confusa.

Algunas de las mejores herramientas para esta tarea son Ashampoo AntiSpy para Windows 10, O&O ShutUp10, Windows 10 Privacy Fixer y Spybot Anti-Beacon para Windows 10. DoNotSpy 10 también es digno de tener en cuenta ya que ha sido recomendado por muchos sitios web tecnológicos, pero este viene junto a otros indeseables programas, luego debería tener un cuidado extra cuando instales este programa.

Vale la pena señalar que la desactivación de ciertos ajustes en Windows 10 puede reducir o eliminar ciertas funcionalidades del sistema operativo, luego asegúrese de conocer qué es lo que hace algo antes de desactivarlo.

3. No permita que Windows 10 y Cortana conozcan al usuario

Con el fin de hacer mejores sugerencias, Windows 10 y Cortana colecciona todo tipo de información del usuario sobre las actividades personales, inclusive los contactos, eventos de calendarios, conversaciones, patrones de habla y escritura e incluso todo el historial escrito. Al hacer esto, Cortana necesita comprender las necesidades del usuario, por lo que “ella” necesita esta información para responder con una mayor rapidez y precisión. Aunque es sencillo de comprender la razón por la cual Cortana recolecta todos estos datos, es todavía una característica muy horripilante -es como tener a alguien sentado detrás en el autobús anotando todo lo que estoy diciendo y haciendo.

Si se desea reducir este nivel de personalización en Windows 10, se debe ir a “Windows”, “Configuración”, “Privacidad”, “Voz, entrada manuscrita y escritura”, luego hacer clic en “Dejar de conocerme”. Esto va impedir que Cortana y Windows conozca al usuario y también impedirá que se conecte el asistente personal con las funciones de dictado. También es posible limpiar los datos desde Cortana, al igual que la información acerca de las conversaciones, entintado y confección, en la web mediante la información personal de Bing. Acceda su cuenta de Microsoft y haga clic en el botón “Borrar”, bajo la opción “Otros datos de Cortana…”.

4. Evite que Windows 10 comparta la localización

La configuración de la localización en Windows 10 permite a las aplicaciones como Maps -siendo realmente muy buena- identificar correctamente la posición actual. Es definitivamente muy práctico, especialmente si utilizas el sistema operativo en un ordenador portátil mientras viajas, sin embargo, en la mayoría de las ocasiones no necesitas que Windows 10 recopile todos los detalles localizadores. En efecto, si utiliza este sistema operativo en un ordenador de sobremesa muy posiblemente tenga poca utilidad estos detalles acerca de la localización, es ligeramente redundante de todos modos, simplemente significa que Microsoft conocerá exactamente donde se encuentra de una forma mucho más precisa que haciendo uso de la simple dirección IP.

Para impedir que Windows 10 grave la localización se debe ir a “Configuración”, “Privacidad”, “Ubicación”. Puede desactivarse estos servicios aquí y también se puede eliminar el historial de localización. Si se desplaza hacia abajo se puede ver aquellas aplicaciones que tienen permiso para ver cuál es la localización, algo que es especialmente útil ya que se puede permitir aplicaciones que realmente sean interesantes como Maps y negar el permiso a aquellas otras en la que no veamos razón de hacerlo.

5. No comparta sus datos de cuenta con aplicaciones

Windows 10 comparte tu información de acceso con terceras aplicaciones que han sido instaladas desde Windows Store. Por defecto, hay aplicaciones que podrán acceder a tu nombre, imágenes y otros detalles de tu cuenta o perfil, presumiblemente personalizan tu experiencia y permiten dar la bienvenida a otros usuarios mostrando tus datos y/o foto. Esta información compartida podría ser totalmente inofensiva, pero si no se estás cómodo con esta idea, se debe desconectar esta característica en tu panel de privacidad. Para ello hay que ir a “Configuración”, “Privacidad”, “Información de cuenta” y desactivar la opción que permite que las aplicaciones vean el nombre, la imagen y otra información de la cuenta. Sin embargo, algunas aplicaciones podrían requerir el acceso a la cuenta para trabajar correctamente. Si este es el caso, existe la posibilidad de dar permiso únicamente a esta aplicación en concreto.

6. Desconecte la configuración que permita ver y escuchar

Ciertas aplicaciones -inclusive aquellas que vienen instalada por defecto y que pertenecen a terceras entidades viniendo desde Windows Store- pueden acceder a tu cámara y micrófono, lo cual permite potencialmente ser espiado; muchas aplicaciones tienen buenas razones para necesitar el acceso a la cámara o micrófono; por ejemplo, la Grabadora de voz de Windows no podría gravar nuestra voz si no le facilitamos le permiso necesario. Sin embargo, existen otras aplicaciones que no necesitan este acceso y que podían ser explotadas por hackers (a pesar de no haberse dado todavía ningún caso denunciado de esta índole).

Puedes elegir que aplicaciones tienen acceso a la cámara dirigiéndose a “Configuración”, “Privacidad”, “Cámara” y desactivando la opción que permite que las aplicaciones usen la Cámara, así como también se puede restringir de una forma selectiva cual aplicación tiene o no acceso a la cámara; el procedimiento para controlar el uso del micrófono es muy similar, únicamente se debe ir a “Configuración”, “Privacidad”, “Micrófono” y repetir el mismo procedimiento.

7. No envíe datos personales identificativo a Microsoft

Windows 10 colecciona el funcionamiento e información de uso para ayudar a Microsoft a identificar los problemas y solucionarlos. Si Windows 10 tiene un problema puede ser muy útil para el gigante de la compañía conocer dicho problema. De esta forma, Microsoft puede aislar el problema y solucionarlos para usted y para otros usuarios. Sin embargo, por defecto, Windows 10 envía de vuelta un montón de información a Microsoft, lo cual podría contener potenciales datos personales identificativo, incluyendo fragmentos de documentos donde estás trabajando o cuando ocurrió el problema. No se puede parar el diagnóstico y los datos son coleccionado enteramente, pero puedes limitar la información enviada a Microsoft. Para ello debemos de ir a “Configuración”, “Privacidad”, “Comentarios y diagnóstico”. Una vez aquí ir a “Datos de diagnóstico y uso” debemos escoger la opción que dice “Básico”, es decir, cambiar de la opción “Completo (recomendado)” a la citada anteriormente. Debemos tener en cuenta que realizar este cambio va a desencadenar un extraño mensaje en la configuración de privacidad que dice algo similar a “Algunos ajustes son gestionados por su organización” -entendemos que esto es únicamente para ordenadores de trabajo o de oficina porque dicho mensaje no tendría mucho sentido en una computadora de hogar. Si volvemos nuevamente a la opción “Completo (recomendado)” eliminaremos mencionado aviso.

8. Inhabilite los anuncios personalizados

Los anunciantes desean conocer tanto sobre el usuario como sea posible con la intención de personalizar los anuncios. La teoría dice que si un usuario ve algo que verdaderamente le interese existe una mayor probabilidad de que haga clic en el anuncio y termine consumiendo el producto que se anuncia. Si prefieres los anuncios que no construyen un perfil personalizado como este -y realmente, quién lo desea- se puede desactivar este comportamiento de Windows 10. Para desactivar esta configuración se debe de ir a “Configuración”, “Privacidad”, “General” y a continuación desactivar la opción que dice “Permitir que en las aplicaciones usen mi id. de publicidad para experiencias entre aplicaciones (si esto se desactiva, se restablece el id.)”.

A continuación, abra el navegador web y diríjase a About Our Ads para desactivar o poner en “Off” la primera opción que dice “Personalised ads in this browser” (anuncios personalizados en este navegador) y la segunda que se titula “Personalised ads wherever I use my Microsoft account” (Anuncios personalizados donde quiera que use mi cuenta de Microsoft).

9. No sienta la obligación de utilizar las herramientas de Microsoft

Si desea reducir la cantidad de información recolectada por Microsoft en Windows 10, probablemente deba limitar el uso de aplicaciones integradas. Microsoft Edge tiene el potencial para ser un gran navegador, pero por ahora está limitado, luego debiera hacer uso de otros navegadores como Firefox o Chrome; no obstante, si lo que deseas es una mayor libertad y privacidad, aún a expensas de la velocidad, se debe pensar atención a otro tipo de navegadores como Tor Browser, resultado del proyecto Tor. Si se permanece en Microsoft Edge, asegúrese de cambiar el motor de búsqueda predeterminado de Bing de Microsoft a Google o si lo desea a cualquier otro como por ejemplo DuckDuckGo (buscador que no rastrea). Una vez que se situado en su buscador preferido, por ejemplo, Google, en la esquina superior-derecha de la interfaz de Microsoft Edge encontrará “···”, se debe hacer clic en él, a continuación, en “Configuración” y tras esto en “Ver configuración avanzada”; desplácese hasta “Buscar en la barra de direcciones con”, haga clic en “Bing (www.bing.com)” y por último en “<Agregar nuevo>”. Google, o cualquier otro buscador que se haya elegido, debería de aparecer en la lista; luego únicamente queda elegir el navegador deseado y hacer clic en “Añadir como predeterminado”.

Cortana es impulsada por Bing, pero si establecemos Chrome e instalamos la extensión gratuita Chrometana, todas las búsquedas de Bing (no sólo las de Cortana) será redirigidas a Google, Yahoo o DuckDuckGo; lo cual es muy útil si queremos seguir utilizando Cortana, pero no deseamos utilizar Bing.

Finalmente, si prefiere utilizar diferentes servicios de almacenamiento en la nube, podrías eliminar OneDrive de Windows 10. El procedimiento es un poco complicado, pero sólo requiere de unos pocos minutos. Hay que hacer clic derecho en el botón de inicio de la interfaz del sistema operativo y seleccionar “Todos los programas”, a continuación ir a la letra “S” y desplegar la carpeta “Sistema de Windows”, para finalmente ejecutar como administrador (clic derecho en el icono del ejecutable y hacer clic en “Ejecutar como administrador”) la aplicación “Símbolo del sistema”; otra de las opciones es hacer uso del buscador de la interfaz del sistema operativo, escribiendo “Símbolo del sistema” y ejecutándolo como administrador tal como anteriormente hemos citado. Una vez que tengamos la terminal debemos de ejecutar el proceso de OneDrive escribiendo:

taskkill /f /im OneDrive.exe

Para a continuación presionar la tecla Intro o Enter. Si usamos la versión de 32-bit de Windows 10 debemos describir:

%SystemRoot%\System32\OneDriveSetup.exe /uninstall

O si por el contrario utiliza la versión de 64-bit de Windows 10 hay que teclear:

%SystemRoot%\SysWOW64\OneDriveSetup.exe /uninstall

Va a ver un mensaje de confirmación, aceptado, la aplicación debería ser eliminada con este procedimiento. Si se quiere que OneDrive vuelva a estar instalado, hay que ir a:

%SystemRoot%\SysWOW64\

Y en el explorador de archivos ejecutar “OneDriveSetup.exe”.

10. Gestione su propia configuración de privacidad en Microsoft Edge

Anteriormente hemos mostrado cómo cambiar la arquitectura de Microsoft Edge, pero hay muchas otras características relativas a la privacidad para cambiar en el nuevo navegador. Sólo se necesita ajustar esta configuración si se está interesado en utilizar este navegador; no hay que tener en cuenta estas recomendaciones si se va a utilizar otro navegador como Firefox o Chrome. Ahora bien, si va a ser utilizado se pude prevenir que Microsoft Edge comparta el historial de búsqueda con Microsoft; esto se consigue editando la configuración avanzada. Para realizar esta tarea hay que hacer clic en los tres puntos (“···”) que se encuentra en la zona superior-derecha de la interfaz de Microsoft Edge y que al pasar el cursor del ratón por encima aparece el texto “Más acciones”, a continuación, hacer clic en “Configuración” y posteriormente en “Ver configuración avanzada”. Una vez aquí, se pude elegir si el navegador debería “Ofrecer la posibilidad de guardar contraseñas” o “Guardar las entradas de formularios (es posible que quiera permitir este último).

Otras de las opciones que pueden ser interesantes desactivar son aquellas que dicen “Permitir que Cortana me ayude en Microsoft Edge”, “Mostrar sugerencias de búsqueda al escribir” o “Usar la predicción de página para acelerar la exploración, mejorar la lectura y la experiencia general”; estas dos últimas opciones envían datos del historial de navegación a Microsoft, por lo que es posible el deseo de desactivarlas.

11. No se sienta obligado a vincular la cuenta de Microsoft con Windows 10

Windows 10 tiene muchos vínculos con la nube, a pesar de ello si no quiere verse obligado a utilizar OneDrive porque tiene una preocupación extra sobre la privacidad y prefieren un nuevo sistema operativo, pero que trabaje como Windows 7, puede hacer uso de una cuenta local. Esto es sencillo de hacer y siempre es posible volver al estado anterior. Naturalmente, con una cuenta local vamos a perder el acceso a ciertas características de Microsoft, incluyendo a Windows Store, pero si no utilizamos aplicaciones probablemente no perderemos absolutamente nada.

Para cambiar a una cuenta local se debe hacer clic en inicio de la interfaz del sistema operativo y seleccionar “Configuración”. Hacer clic en “Cuentas”, luego en “Tu cuenta” y finalmente en iniciar sesión con una cuenta local; hay que seguir los pasos intuitivamente para desvincular el PC de una cuenta de Microsoft.

12. Elimine las actualizaciones espías de Windows 7 y 8+

Podemos pensar que, si no se utiliza Windows 10, y se está trabajando en una antigua versión de este sistema operativo, no hay necesidad de preocuparse por la privacidad, pero tristemente este no es el único sistema operativo con capacidad de espionaje. Microsoft recientemente ha emitido algunas astutas actualizaciones para Windows 7 y 8+ que realiza informes acerca de la actividad online del PC. Mientras algunas de las actualizaciones son de carácter opcional, otras son categorizadas como recomendables, luego son actualizadas de forma automática si Windows Update tiene el permiso para esto.

Si siempre se han instalado automáticamente las actualizaciones en el sistema, puedes eliminar y bloquear las mismas una forma sencilla. Se hace clic en inicio de la interfaz del sistema operativo y se busca el “Panel de control”, se pude hacer uso del buscador, para dirigirnos a “Programas” y seleccionar una vez aquí desinstalar un programa o cambiar un programa; una vez dentro del programas y características en la columna de la izquierda y se encuentra “Ver actualizaciones instaladas”. Se puede hacer uso de la pestaña de búsqueda que se encuentra en la zona superior-derecha de esta interfaz y buscar: “KB3068708”, “KB3022345”, “KB3075249” y “KB3080149”. Una vez localizado solo queda hacer clic derecho en cada una de ellas y pulsar en desinstalar.

Una vez realizado esto, hay que ir al apartado del panel de control que se llama “Sistema y seguridad”, seleccione “Windows Update”, comprobar las actualizaciones disponibles, hacer clic en el enlace de las actualizaciones recomendables y encontrar las autorizaciones “KB3068708” y “KB3022345”. Clic derecho en cada una de ellas y seleccionar ocultar actualización. A continuación, abrir las opciones de actualización y ocultar “KB3075249” y “KB3080149”. Se puede encontrar más información acerca de estas preocupantes actualizaciones en el artículo Microsoft intensifies data collection on Windows 7 and 8 systems.

¿Cuál es la preocupación real que debemos tener?

Wayne Williams dice que la página de privacidad de Microsoft, afirma que Microsoft está comprometido con la privacidad. ¿Realmente esta es una declaración de confianza? Algunas personas estarán de acuerdo en ello y otras pensarán que más bien es todo lo contrario. La realidad es que Microsoft probablemente esté tan comprometido con la privacidad como Google, aunque el gigante de búsquedas maneje muchísimos más datos.

El principal problema para Microsoft es que estamos acostumbrados a que Google recoja nuestra información personal (búsquedas, contactos, comentarios…), a utilizar otros servicios, tales como Facebook, que hacen lo mismo, pero a niveles generales, no estamos acostumbrados a que Windows realice lo mismo.

Luego, ¿por qué Windows 10 está capturando tantos datos personales? Según Microsoft la principal razón es para promover una “mejor experiencia personal”. Cortana es el centro de todo está idea y obviamente cuanto más conozca acerca de los datos personales más útil será esta herramienta. Algunas de las características, como Cortana, necesitan ser habilitadas antes de recopilar y utilizar datos, pero un montón de otras opciones de privacidad están activados por defecto, si usted está preocupado por esto, puede desactivar la mayoría de ellas mediante el asesoramiento de cada una de la función. Además, Windows 10 está ligado a la nube como ningún otro sistema operativo anterior de Microsoft, lo que en sí mismo explica por qué este sistema actúa como lo hace.

Si está de acuerdo y confías en que Google y Facebook recopila una vasta cantidad de información personal, probablemente también acepte los datos coleccionado por Microsoft, especialmente porque mucha de esta información es menos personal que la que puede recopilar las búsquedas de Google o las mismas entradas de Facebook. Ciertamente, los datos coleccionados por Windows 10 no son más relevante que la información recopilada por Android e iOS.

Dicho esto, Windows 10 colecciona mucha información, y realmente se debe intentar bloquear la privacidad tanto como sea posible. Después de todo, los controles de privacidad están ahí para ser utilizados, luego úselos en su beneficio.

[1] El snooping tiene como objetivo obtener información de una red a la que están conectados sin modificarla.

  • WEB USER. (2015). How Windows 10 spies on you. Web User Magazine, Issue 380, 38-43. [Traducido: ROLDÁN VERGARA, R. (2015)]

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ramón Roldán Vergara

Maestro de Educación Primaria enamorado del atletismo en general y de los concursos de particular. Atleta nacional de atletismo desde 2006; especialista en Salto de Altura. Titulación: Grado en Educación Primaria, mención Educación Física (US 2010-2014); Máster Universitario Oficial en Dificultades del Aprendizaje y Trastornos del Lenguaje (UOC, 2018-2019) y Monitor Nacional de Atletismo (RFEA - ENE 2012) entre otros. ESLOGAN: La clave del éxito: Insistir, Resistir y Persistir. MOTIVOS PARA PRESUMIR: Nunca se es lo suficientemente bueno en algo como para poder presumir de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTAR

El acceso a nuestros sitios web no está limitado si usted no aceptar las cookies, por lo que puede desactivarlas si lo desea; si no lo hace, las está aceptando. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies