¿Tantos TDAH y casi todos medicados?

16 julio, 2019 Ramón Roldán Vergara

¿Tantos TDAH y casi todos medicados?

Es evidente el creciente número de alumnos que son diagnosticado con trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) en nuestras aulas. Muchos de ellos son medicados con la esperanza de que su situación se normalice o al menos pueda ser controlada. Hacemos a continuación una breve indagación y reflexión sobre este asunto.

NOTA INICIAL

A comienzo de diciembre de 2018, me encontraba concentrado en el Centro de Alto Rendimiento Sierra Nevada preparando la pista cubierta del año siguiente junto a mi hermano y a mi padre-entrenador. En este enclave, a unos 2320m de altitud, me resulta sencillo concentrarme en entrenar y estudiar con detenimiento este delicado asunto.

Por aquellos entonces, estaba cursando el Máster Universitario en Dificultades del Aprendizaje y Trastornos del Lenguaje, y realizando el prácticum en un centro con más de 50 años de experiencia, centro que apuesta por una educación diferenciada (solo niños), concertada en todos los niveles educativos: Infantil, Primaria, ESO, Bachillerato y Formación Profesional, y que ofrece una educación integral: humana, científica, cultural, religiosas y deportivas. Realicé las prácticas en Pedagogía terapéutica (PT) y Audición y lenguaje (AL), especialidades que me permitieron conocer a todo el alumnado del centro con TDAH gracias a un tutor al que siempre estaré agradecido.

INDAGACIÓN

Casualmente el 27 de noviembre de 2018 pregunto por el número de TDAH medicados y ante mi sorpresa comienzo a indagar en el asunto.

Entre el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo (NEAE) se encuentran -entre otros- los discentes con necesidades educativas especiales (NEE); en esta categoría de censo, encontramos los trastornos del espectro autista (TEA) y los trastornos por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) entre otros (CEJA, 2017).

En España el TDAH afecta a un 2-5% de la población infantil, a un 4-6% de los discentes de 6 a 15 años de Sevilla, a un 3’5-8% de los alumnos de Valencia (FEAADAH, 2018) y entre un 5-10% de la población infantil según la Fundación CADAH (2018a).  El 1% de los discentes tienen TEA en Europa (Autism-Europe aisbl, 2015), en EEUU el 1’14% (EEUU-CDC, 2012) (CAE, 2018); aunque en Nueva Jersey, el 3’3% (Spence, 2012). Algunas otras estadísticas son aún más alarmantes, el 25% de los niños que asisten a campamentos de verano en EEUU son medicados para TDAH y otros trastornos psiquiátricos (Gross, 2006).

El conocido Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM) editado por la American Psychiatric Association (APA) se ha convertido -en palabras de Allen Frances (presidente de la comisión del DSM-IV)- en algo infame (Caplan, 1995). Fraces ha alertado de que el DSM-V puede crear multitud de nuevos enfermos imaginarios; alertó que el DSM-IV ya contenía tres enfermedades inexistentes debido a la falta de limitación en los criterios de diagnóstico, estas eran el TDAH, el autismo y el trastorno bipolar durante la infancia; los nuevos diagnósticos son tan peligrosos como los nuevos fármacos (Moynihan, 2011).

Los fármacos para el TDAH tienen efectos similares a las anfetaminas (Moynihan y Cassels, 2008). Desconocemos muchos de sus peligros a largo plazo, pero sí sabemos que ocasionan episodios cardiovasculares iguales a los adictos a la cocaína y pueden ocasionar la muerte en adultos y en niños (Cohen, 2010). También causan trastornos bipolares en aproximadamente un 10% de los menores (Whitaker, 2010).

El comité del DSM-V tenía planteado disminuir el umbral de otros muchos trastornos como el TDAH entre otros (Open letter to DSM-V). Existe una plataforma a nivel internacional de protesta contra del DSM-V y el expresidente del comité encargado del DSM-III, Robert Spitzer, se ha mostrado crítico frente a muchas revisiones de trastornos de personalidad, que a menudo tienen base empírica muy, pero que muy limitada (Gøtzsche, 2014).

REFLEXIÓN

Es evidente que no es competencia del docente de PT y/o AL el diagnóstico de trastornos como el TDAH o el Autismo, ni -si procede- la prescripción farmacológica; pero lejos de ser algo distante a la especialidad, es una cuestión que nos repercute claramente.

En el centro en el que estaba realizando la intervención había en Educación primaria 13 TDAH (5 de tipo combinado, 5 de predominio inatento, 2 con discapacidad leve -aunque uno más bien moderada- asociada a TDAH y 1 de tipo combinado, negativista desafiante) de los cuales 10 están medicados. Esto implica que 1 de cada 25 alumnos tienen TDAH y 1 de cada 32 están medicado. Es decir, en casi todas las clases hay un alumno medicado o lo que es lo mismo, quitando el primer ciclo, todas las clases tienen un alumno medicado.

¿Quizás no podamos hacer gran cosa al respecto? Pero me pregunto, si de verdad hay tantos niños con TDAH y si de verdad estos necesitan ser medicados. ¿No hay otras alternativas? Algo más seguro que no convierta al TDAH en algo crónico a causa de los fármacos suministrados (Whitaker, 2010).

De fondo suenan algunos casos como el de Michael Phelps (nadador olímpico) que a los 9 años empezó a tomar Ritalin y 2 años después abandonó el tratamiento. Algunos se atreverían a afirmar que el deporte y la actividad física, le ayudaron a una mejor vida (Fundación CADAH, 2018b).

No quiero decir que la actividad física y el deporte sea la única solución, pero sí que puede que sea una herramienta a tener en cuenta; al igual que puede suceder con la meditación o la relajación, son técnicas menos invasivas con menos efectos secundarios.

Con todos esto, pretendo destacar la importancia de no agotar etapas, ya que si por casual no funciona la vía farmacológica no queda mucho más.

Invito a seguir ahondando en este asunto y recomiendo personalmente leer algunos de los trabajos de Peter C. Gøtzsche, especialmente el que es considerado el mejor libro del año en la categoría de Bases de la Medicina según la British Medical Association (Gøtzsche, 2014).

  • American Psychiatric Association. (2014). DSM-5. Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  • CAE (2018). Confederación Autismo España. Trastorno del Espectro del Autismo Consultado el 3 de diciembre de 2018 en <http://www.autismo.org.es/sobre-los-TEA/trastorno-del-especto-del-autismo>.
  • Caplan, P. J. (1995). They say you’re crazy: How the world’s most powerful psychiatrists decide who’s normal. Addison-Wesley/Addison Wesley Longman.
  • CEJA (2017). Instrucciones de 8 de marzo de 2017, de la Dirección General de Participación y Equidad, por las que se actualiza el protocolo de detección, identificación del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo y organización de la respuesta educativa.
  • Cohen, D. (2010). FDA puts rosiglitazone post-marketing trial on hold. BMJ: British Medical Journal (Online), 341.
  • FEAADAH (2018).Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad. Datos y cifras. Consultado el 3 de diciembre de 2018 en <www.feaadah.org/es/sobre -el-tdah/datos-y-cifras.htm>.   .
  • Fundación CADAH (2018a). Situación actual del TDAH en España. Consultado el 3 de diciembre de 2018 en <www.funda cioncadah.org/web/articulo/situacion-actual-del-tdah-en-espana.html>.
  • Fundación CADAH (2018b). Michael Phelps Hiperactivo. Consultado el 5 de diciembre de 2018 en <https://www.fundacioncadah.org/web/articulo/michael-phelps-hiperactivo.html>.
  • Gøtzsche, P. C. (2014). Medicamentos que matan y crimen organizado: Cómo las grandes farmacéuticas han corrompido el sistema de salud (P. Gros Calsina, Trans.). Barcelona: Los libros del lince.
  • Gross, J. (2006). Checklist for camp: bug spray, sunscreen, pills. New York Times, 16.
  • Moynihan, R., y Cassels, A. (2008). Selling sickness: How the world’s biggest pharmaceutical companies are turning us all into patients. Greystone Books.
  • Moynihan, R. (2011). A new deal on disease definition. BMJ, 342, d2548.
  • Spence, D. (2012). The psychiatric oligarchs who medicalise normality. Bmj, 344, e3135.
  • Whitaker, R (2010). Anatomy of an Epidemic. New York: Broadway Paperbacks.

CRÉDITOS:

     Atribución Algunos derechos reservados por congalaconga desde www.flickr.com [Imagen utilizada].

, , , , , , , , , ,

Ramón Roldán Vergara

Maestro de Educación Primaria enamorado del atletismo en general y de los concursos de particular. Atleta nacional de atletismo desde 2006; especialista en Salto de Altura. Titulación: Grado en Educación Primaria, mención Educación Física (US 2010-2014); Máster Universitario Oficial en Dificultades del Aprendizaje y Trastornos del Lenguaje (UOC, 2018-2019) y Monitor Nacional de Atletismo (RFEA - ENE 2012) entre otros. ESLOGAN: La clave del éxito: Insistir, Resistir y Persistir. MOTIVOS PARA PRESUMIR: Nunca se es lo suficientemente bueno en algo como para poder presumir de ello.

CONTACTAR

El acceso a nuestros sitios web no está limitado si usted no aceptar las cookies, por lo que puede desactivarlas si lo desea; si no lo hace, las está aceptando. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies